Artículos, Últimas Publicaciones — 2 noviembre, 2013 at 7:43 pm

Viaja a un pub con Toad in the Hole

by

Debo de ser un tipo extraño para las latitudes meditarráneas: me gusta la comida inglesa. Cuando en las conversaciones de viajes o gastronomía se habla de las islas británicas suelo ser el único que defiende un tipo de cocina incomprensible para muchos. Por suavizar el término.

A mí, sin embargo, me encanta entrar en los pubs del Reino Unido para disfrutar de un pastel de carne o de un sheperd’s pie junto a una pinta. Pero además de los platos más clásicos, la gastronomía británica esconde una gran mezcla de tradiciones culinarias que conforman una cocina rica y saludable. Así lo demuestra el mediático Jamie Oliver, uno de los rostros más reconocibles de Inglaterra en el resto del mundo.

En este caso, dejaré a continuación una de mis recetas favoritas del libro Great British Cooking, de Pamela Gwyther para la editorial Love Food adaptada y traducida por mi. Se trata del Toad in the hole (“sapo en el agujero”), una receta procedente de Yorkshire muy simple pero muy sabrosa que te transporta rápidamente a los locales británicos.


Un toad in the hole para cuatro comensales lleva:

- Aceite para engrasar un molde de 20×25 cm.
- 115 gramos de harina.
- Una pizca de sal.
- Un huevo batido.
- 300 mililitros de leche.
- 450 gramos de salchichas de cerdo.
- 1 cuchara de aceita vegetal.

1) Engrasa el molde.
2) Mezcla en otro recipiente la harina con la sal y deja un agujero en el centro donde añadir el huevo batido y la mitad de la leche. Añadirlos lentamente para que la mezcla quede suave y después batir gradualmente la leche restante con el resto. Dejar reposar todo unos 30 minutos.
3) Precalentar el horno a 220 grados.
4) Poner las salchichas en el molde y moverlas sobre el aceita para que se engrasen. Introducirlas en el horno durante unos diez minutos hasta que comiencen a coger color y chisporroteen.
5) Sacar el molde del horno y poner rápidamente sobre las salchichas la mezcla una vez reposada. Devolverlo todo de nuevo al horno durante unos 35-45 minutos hasta que el toad se haya hinchado y dorado. Servir al momento.

Para acompañar este plato, se puede hacer una salsa “gravy instantánea (que es esa salsa marrón que se ve en muchos platos británicos) u optar por una opción que requiere más trabajo pero que dará un salto de calidad a la receta: salsa de cebolla.

Para la salsa de cebolla, que habrá que hacer mientras tenemos el molde en el horno, necesitaremos:

- 3 cebollas cortadas a la mitad y después troceadas estilo juliana.
- 70 gramos de mantequilla.
- 125 mililitros de vino Marsala u Oporto. Personalmente, prefiero el oporto.
- 125 mililitros de caldo vegetal.
- Sal y pimienta.

La cebolla tiene que ponerse con la mantequilla en una sartén a fuego lento y removerse continuamente. Debe hacerse hasta que se vaya dorando de forma uniforme, lo que lleva unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, hay que añadir el caldo y el vino, dejar que hierva y esperar a que la mezcla espese. Se añade sal y pimienta al gusto y se sirve junto a las porciones de toad in the hole.

No es un plato que vaya a cambiar la opinión de los detractores de la comida inglesa… ¡pero a mi me encanta!